Micología en el valle de Ansó

ICONO VERSIONRecurso 2

Micología en el valle de Ansó

Disfruta de la naturaleza de Ansó

Tenemos un verdadero paraíso relacionado con las setas. El paraje de los Valles Occidentales del Pirineo Aragonés, alberga una gran riqueza y variedad micológica.

Ansó es un gran punto de referencia para hacer un recorrido micológico por este territorio del Pirineo.
Una zona marcada por los grandes bosques de hayas y pinos. Bosques frondosos en los que la luz tiene muchos problemas para llegar a tocar el suelo, lo que dificulta el crecimiento de otras especies vegetales y prolifera el desarrollo de una gran diversidad de setas y hongos, gracias a la humedad que se genera en la tierra. Un reclamo para los amantes de la micología durante la mayoría de los meses del año. Aunque nosotros recomendamos como temporada setera los meses de primavera y otoño.

Aunque sea una zona tan propicia para el crecimiento de setas, muchas veces el encontrar zonas de setales no es una tarea fácil. Se pueden encontrar tan escondidos que la gente de la zona que sabe su punto exacto solo cuenta el secreto de la localización a sus hijos y así de generación en generación. Así que será difícil que un lugareño te cuente de su reserva “privada” de setas. Incluso el amplio territorio del pirineo, en los meses de recogida de setas, no puede abarcar para todos los amantes de la micología que quieran probar las exquisitas setas de esta zona.

En nuestro territorio puedes recoger usones y setas de prado, también llamadas de carrerilla en primavera. ‘Ceps’ o boletus edulis a principio de verano y en otoño rebichuelos o rebollones, setas de pino, diferentes tipos de fongos u hongos, etc. Existen rutas por la zona en las que se pueden observar durante el camino numerosas especies de setas del valle.

  • Selva de Oza: En este impresionante paraje podréis encontrar paseando entre los bosques frondosos los afamados y buscados usones (Calocybe gambosa), caperanes (Clitocybe geotropa), variedad de boletus y russulas cantharellus.
  • Gabardito: Boletus edulis, Boletus pinophilus, enormes macrolepiotas procera. Caminando por los bosques de hayas o accediendos a las pistas rodeadas de húmedo pinos, también podréis hallar cantharellus intencens o trompeta amarilla y lactarius delicius o rebollones/rebichuelos. Llegando a los altos prados de esta área encontraréis usones y diversos champiñones.
  • Bosque de Gamueta/ Zuriza/Linza: Adentrándonos en los senderos de estos bosques frondosos repletos de hayas, sobre todo en el mes de otoño, aparecen multitud de setas en el suelo y en los troncos inertes. Dando paseos por las rutas propuestas en el apartado de senderismo en el Valle de Zuriza y Linza, podréis hallar un sinnúmero de ejemplares que harán de tu camino las delicias de cualquier amante de la micología.

Los bosques están acotados, por tanto, es necesario tener un permiso de recogida de setas que se puede obtener en los ayuntamientos. En los hayedos que se encuentran en el Parque Natural de los Valles Occidentales puedes recolectar setas para autoconsumo hasta 3 Kg por persona y día, un límite marcado por la comunidad de Aragón, exceptuando algunas especies que se consideran no recolectables.

Es importante saber, antes de la recolecta, que estos bosques a parte de albergar exquisitas setas y hongos comestibles, existen también un gran número de especies tóxicas y peligrosas. Por esta razón debéis tener en cuenta, sobre todo los iniciados en la micología, los siguientes consejos que os proponemos. Así se pueden evitar las relativamente frecuentes intoxicaciones:

  1. No se debe recolectar ninguna seta que no haya sido debidamente identificada.
  2. Se desaconseja recoger las que están cercanas a la carretera ya que tienden a acumular metales pesados.
  3. Si alguna seta está madura es mejor dejarla en su sitio porque es más fácil que nos produzca una indigestión. Hay que intentar recolectar ejemplares jóvenes.
  4. Debemos dejar las setas venenosas crecer y no arrancarlas ni aplastarlas, ya que todas hacen una función en la naturaleza.
  5. La seta debe cortarse completa, introduciendo la navaja unos 2 cm por debajo de la tierra.
  6. Es aconsejable también ir provisto de una cesta de mimbre, para que se puedan seguir propagando las esporas mientras nosotros caminamos por los bosques y también llevar una buena navaja o cuchillo.

No dudes en llamarnos, te proporcionaremos toda la información para que puedas organizar tus vacaciones y disfrutar de lo que más te gusta.

ICONO VERSIONRecurso 2

Galería de imágenes

+34 650 987 837